LA MADERA Y EL CORONAVIRUS

LA MADERA Y EL CORONAVIRUS

La madera se utiliza en el sector de la construcción como insumo principal de las formaletas, para hacer los muros y otras estructuras. También se utiliza  en suelos, paredes y techos. Y en la carpintería en general. Entre muchos usos.

 

¿Cómo afecta el coronavirus al sector de la madera?

 

Prácticamente el mismo efecto que tiene esta pandemia en el sector de la construcción. Paralización total de todas las actividades. Hay una excepción es el suministro a obras que representan un peligro.

 

Sin embargo, existe una enfermedad tan grave para la industria de la madera en Colombia incluso con otras afectaciones también de alto impacto que se vive a diario y de las cuales pocas personas saben.  LAS EXPORTACIONES DE MADERAS NATIVAS Y REFORESTADAS.

 

Desde hace dos años Colombia ha incrementado en altos volúmenes la exportación de materias primas, en este caso maderas nativas y maderas reforestadas como la Teca.  Sus mayores compradores los chinos.  

 

Este factor que para algunos es una oportunidad importante de negocio, la entrada de divisas, tiene también grandes repercusiones negativas no solo a nivel ambiental, pues están arrasando con montañas enteras, el consumo diario es según algunos proveedores de 10 tractomulas de 30 toneladas en madera diario en las zonas de embarque,  sino también a nivel de la economía nacional.

 

Los precios  que ofrecen los compradores chinos son altos y no se puede competir con los precios que los aserríos o depósitos de maderas nacionales pueden pagar. Disminuyendo en gran medida la obtención de materia prima para el consumo nacional.

 

Aumentando por ende la ilegalidad, el cierre de empresas, situación que se va a menudo y por supuesto el desempleo y mayor pobreza en recursos naturales. Grave situación.

 

El consumo de madera en la industria de la construcción es la nueva alternativa  para mitigar el cambio climático. Los gobiernos están considerando las emisiones de los materiales de construcción para empezar a restringir el uso de materiales como el acero y el hormigón para utilizar otros materiales que sean nobles como la madera.

 

La madera es un material renovable, reciclable y con carbono neutro. Esto contribuye a la mitigación del cambio climático y del calentamiento global, siendo el material de menor demanda energética para su fabricación.

 

Diversos estudios internacionales demuestran que un metro cuadrado de área construida en un edificio con estructura de acero genera 40 kg de CO2 a la atmósfera y consume 143 Kw/h de energía. Similar es el caso de estructura de hormigón, que registra 27 kg de CO2 y 80 Kw/h de energía por metro cuadrado.

 

En cambio, si la estructura es de madera, un metro cuadrado de superficie plantea 4 Kg de CO2 y solo 22 Kw/hora. Es decir, por cada metro cuadrado con estructuras en madera, se reducen las emisiones de CO2 hasta en una décima, en comparación con los sistemas tradicionales de construcción. (Tomado de https://revista-mm.com/articulos-edicion-actual/  Artículo Siete tendencias de la madera en la construcción)

 

Continúa en otro artículo. Te invito a seguir leyendo.